Estar gordo es una mierda

He llegado a pesar 130kg. Orondo, gordo, tonel, seboso, zampabollos, lorzas… Todo lo que te imagines y más.

Coño, no me la veía cuando iba a mear.
Al final no me quedó más remedio que aprender, que es lo único que siempre se me ha dado bien.

Siempre estuve en forma de chaval. Hice artes marciales desde los 4 o 5 años y el deporte era algo fijo en mi vida, pero al hacerme grande, echarme novia, empezar a trabajar y demás fue quedando relegado.

Luego vino más trabajo, hijos, menos tiempo y menos ganas aún. Un accidente me hizo estar un año de baja, moviéndome muy poco y comiendo mucho y mal (eso fue de cosecha propia, no por el accidente). El resultado fueron 120 kg de tío con buenas intenciones. Tras un tiempo entre dietistas, médicos y verdaderas gilipolleces llegue a los 130 y decidí aprender por qué cojones no era capaz de volver a estar como estaba de chaval.

La verdad es que no he vuelto a estar igual que con 20 (y no lo digo por el pelo) pero he aprendido mucho por el camino: sé porqué engordé, porqué puedo adelgazar si me pongo a ello, porqué soy adicto a la comida basura y porqué hay veces que me tengo que dejar llevar.

Supongo que la evolución lógica de todo este camino me ha llevado a esto, a abrir una web en la que cuente mi camino, qué sé, qué no sé, qué opino de toda esta mierda de ser un gordo venido a más y compratir, en general, con gente que como yo, quiere y no puede por más que lo intente.

Intentaré no ponerme muy pesado, porque en los temas que me gustan me apasiono y sé que puedo llegar a ser insoportable.

Te voy a ir contando por qué una dieta cetogénica es una buena idea para perder peso, pese a la mala fama que la cetosis tiene en los medios. La verdad es que cuesta entender por qué los mismos doctores y doctoras de cabecera recomiendan hábitos de alimentación que sus mismos estudios ponen en duda.

Estamos en una sociedad tan manipulada por la idustria y el márqueting de productos que se acaba cumpliendo eso de:

una mentira repetida mil veces se convierte en verdad

Por eso verás las referencias a estudios médicos en la mayoría de artículos que leas.

Si eres una persona obesa, leer todo lo que tengo para contar, te puede ayudar. No te voy a dar un milagro. Ni si quiera tienes porqué creerme. Simplemente espero alimentar tu espíritu crítico y que te hagas preguntas. El resto viene solo.